Los Mejores Soportes para Monitores

Cuando se trabaja a menudo con ordenadores, ya sean portátiles o de sobremesa, es importante contar con algún tipo de soporte sobre el que colocar el monitor.

Los soportes para monitores aportan varias ventajas:

  • Permiten liberar espacio sobre el plano de trabajo.
  • Con ellos podrás tener un monitor (o varios si usas un soporte adecuado a esa necesidad) allí donde lo necesites, incluso aunque no tengas un sitio dónde apoyarlo.
  • Ayudan a ajustar la altura y el ángulo exacto del monitor, de manera que se ajuste a cada una de nuestras necesidades específicas.

Y merece la pena contar con uno, teniendo en cuenta que su precio es relativamente reducido (entre 20 y 30 €).

;

Existen dos tipos de soportes para monitores:

Por una parte, están los soportes de brazo, en los que el monitor se atornilla al soporte y éste, a su vez, a la pared o superficie dónde va a colocarse. Estos soportes son especialmente indicados para sitios en los que no disponemos de una mesa de apoyo o para tener más de un monitor a mano, además de que permiten ajustar en cualquier momento la inclinación y la orientación del monitor.

Por otra parte, están los soportes de mesa, que son básicamente pequeñas alzas que se colocan sobre el plano de trabajo para que el monitor quede elevado. Estos son adecuados para monitores que no vas a mover ni reorientar y también para portátiles. Este segundo tipo suele incorporar algún tipo de ranura o de recipiente para que los cables no queden sueltos, cosa muy práctica cuando se dispone de un espacio de trabajo reducido.

Para elegir entre distintos soportes para monitores y escoger el más adecuado a cada necesidad hay que tener en cuenta varias cosas:

  • La cantidad de monitores que tiene que soportar, ya que existen soportes de distintos tamaños y con capacidad para uno o más aparatos.
  • El tamaño y el peso de los aparatos que tiene que soportar. En los soportes para monitores de brazo suele admitirse hasta 10 kg depeso por brazo, mientras que los soportes de mesa suelen soportar pesos mayores en general.
  • El espacio disponible para colocar o sujetar el soporte el soporte, ya que los de sobremesa requieren de mayor espacio disponible.
  • Qué uso se va a dar a los monitores, ya que los soportes de brazo requieren que los monitores estén sujetos a ellos mediante tornillos y, por tanto, no suelen ser adecuados para portátiles, a menos que se les pueda acoplar una base.

BONTEC SOPORTE PARA DOS MONITORES 13” – 27”

Para quienes requieran de un soporte capaz de sostener dos monitores a la vez, este modelo de Bontec es perfecto.

Se trata de un soporte para monitores capaz de sostener simultáneamente dos pantallas de entre 13 y 27 pulgadas cada una mediante enganches de tipo VESA, con un peso máximo de 10 Kg por brazo.

Los dos brazos son regulables hasta una altura de 43 cm, pero siempre deben moverse a la vez, de manera que ambas pantallas siempre han de estar en paralelo, cosa que sería su único hándicap. Por lo demás, se pueden inclinar las pantallas hacia atrás o hacia adelante, y orientarlas en la dirección que sea necesario. Por ejemplo, podríamos tener dos monitores sujetas en el mismo soporte doble y encarar cada una de ellas hacia un lado de la mesa para que dos personas pudieran trabajar (cada una en su monitor) simultáneamente. Eso lo hace perfecto para ahorrar espacio en oficinas.

El soporte se puede enganchar al borde del escritorio o de cualquier plano mediante un sistema de fijación dual: en caso de que el plano de soporte disponga de un agujero o no os importe hacerle uno, se puede atornillar directamente, pero si no hay agujero y no queréis dañar el escritorio podéis sujetarlo con un sistema de pinza de presión.

Además, incorpora algunos detalles muy prácticos. Por ejemplo, tras la unión de los dos brazos tiene un pequeño enganche para dejar allí sujetas las llaves allen que hacen falta para montarlo y sujetarlo. Y también tiene, a lo largo de ambos brazos y del cuerpo central, enganches para recoger los cables de manera que lleguen todos juntos al ordenador.

Este soporte ofrece una gran relación calidad – precio, ya que apenas si supera en 10€ a los monitores simples de otras marcas.

AMAZON BASICS SOPORTE SIMPLE PARA MONITORES

Muy similar al anterior pero con un único brazo y, por lo tanto, para una sola pantalla, el soporte para monitores Amazon Basics es otra buena opción, aunque con prestaciones algo menores: dispone de un único brazo unido a un soporte vertical que, a su vez, se coloca pinzando a presión el borde de un escritorio o similar, y, aunque soporta hasta 10 kg de peso, no es recomendable para pantallas de más de 24 pulgadas.

Este único brazo puede rotar alrededor del eje central que supone el soporte vertical, pero no está articulado, de manera que la capacidad de orientar el monitor hacia el lado que se requiera es algo menor que en el modelo anterior. Sí se puede, sin embargo, rotar el monitor sobre el cabezal VESA, de manera que puede estar en posición horizontal o vertical. La altura es regulable entre los 20 y los 36 cm, lo cuál no deja un margen muy amplio.

Un detalle interesante es su sistema de recogida de cables: éstos se pueden meter dentro del tubo que constituye el soporte vertical, de manera que no sólo quedan recogidos, sino que además no están a la vista. Y también es redoble reseñable que Amazon suele hacer ofertas con los distintos modelos de este soporte (hay otro modelo de doble brazo), así que podéis encontraros con precios muy competitivos.

JELLY COMB SOPORTE PARA MONITOR

A diferencia de los modelos anteriores, el Jelly Comb es un soporte para monitores que se coloca directamente sobre la mesa de trabajo y que, en lugar de en un soporte vertical con brazo, consiste en una pequeña repisa con patas (un escalón). Se trata, pues, de la opción ideal si se dispone de un espacio amplio y sólo se pretende aumentar la altura del monitor o para aquéllos casos en que se va a usar para portátiles que van a tener que moverse y, por tanto, no necesitas atornillar al soporte.

El soporte para monitores Jelly Comb está fabricado en plástico duro, es regulable a lo ancho (de 42 a 53 cm) y soporta hasta 25 kg de peso sobre sí.  Por tanto, no solo puede soportar monitores grandes o televisores, sino también portátiles, impresoras, escáneres o cualquier otro aparato.

No es regulable en altura, lo cuál es un contra importante en este tipo de soportes, ya que no todos somos igual de altos ni requerimos que la pantalla esté a la misma altura. No obstante, debajo dispone de espacio para el teclado y otros periféricos e incorpora un práctico cajón para objetos pequeños (blocs de notas, lápices y bolígrafos…) y un soporte para teléfono móvil o tableta.

Se adquiere ya montado.

BONTEC SOPORTE DE MONITOR DE MESA, 2 NIVELES

El soporte de sobremesa Bontec es del mismo estilo que el anterior, pero con algunas diferencias.

Se trata de un soporte de tipo repisa, fabricado en material de alta resistencia MDF, que es más ecológico que el plástico ABS y se puede reciclar y que, además, hace que la pieza pueda parecer como de madera pintada.  Tiene un ancho de 43 cm (aunque también está disponible en 54 cm, y soporta un total de 30 kg de peso sobre sí. Para que el monitor o portátil que pongamos encima no se mueve, incorpora cuatro almohadillas antideslizantes.

Tampoco es regulable en altura, pero incorpora una balda en la parte inferior que permite duplicar el espacio disponible bajo el soporte y que aprovecha todo el ancho del mismo. El espacio disponible entre la mesa y la balda es de 6 cm, suficiente para guardar un portátil, un teclado o cualquier otra cosa de tamaño similar. Entre la balda y el soporte superior hay 5 cm.

También tiene una ranura para apoyar el teléfono móvil, aunque en este caso la ranura no permite usar el teléfono mientras está colocado ahí, ya que una pequeña parte de la pantalla queda tapada. Y ese soporte no sirve para tabletas.

Para recoger los cables, dispone de un sistema muy simple: incorpora una anilla que se puede sujetar (mediante un adhesivo ya incorporado) en el lugar que más nos convenga, por ejemplo en un lateral, y que sirve para juntar dentro de ella los cables y dirigirlos hacia dónde se requiera. Es importante señalar que aunque ese sistema recoge los cables, no los invisibiliza, y que puede ser insuficiente si hay muchos cables que juntar.

Aunque se adquiere desmontado, es el que tiene un montaje más simple (se hace en 3 minutos si hacemos caso a lo que se afirma en las instrucciones)

¿Te ha gustado el post? Déjame un voto


Otros artículos que te pueden interesar

Los comentarios están cerrados.